domingo, diciembre 5, 2021

¿Qué más hace falta?

Qué triste fama. Tonalá ocupa las primeras planas y los espacios principales de los medios electrónicos. Lástima que no sea por algo positivo, sino por la masacre de este fin de semana en Jauja, donde fueron asesinadas 11 personas en plena vía pública.

Los pistoleros que prácticamente fusilaron a las víctimas huyeron y como si se los hubiera tragado la tierra.

No menos en Octubre del año pasado, en la casa 59 de la Privada San Pedro en Santa Paula, seis miembros de una sola familia fueron victimados por pistoleros que usaron armas de alto poder incluyendo una granada.

17 muertes violentas en la misma zona geográfica hubieran motivado la desaparición de las autoridades locales, claro, en otro lugar medianamente civilizado.

17 vecinos muertos, no en una riña, no en un enfrentamiento armado, no en una batalla entre bandas de delincuentes, es para que la sociedad toda levante la voz en tono de protesta.

Seis miembros de una familia asesinada en su propio hogar. Once vecinos que pasaban el rato sentados en la banqueta frente a su casa rafagueados mortalmente. Dos hechos insólitos en otros tiempos en Tonalá reclaman que el presidente municipal, Juan Antonio González dé la cara para explicar a la sociedad no sólo qué pasó, sino qué está pasando.

En un perímetro reducido, delincuentes accionan armas sofisticadas contra ciudadanos pacíficos y no pasa nada.

No ha habido una comparecencia pública, no ha habido una declaración terminante, no ha recibido la sociedad una explicación por parte de las autoridades municipales, que son el nivel más inmediato del vecindario.

No tiene sentido reclamar al Gobernador Enrique Alfaro, ni al presidente López Obrador, ni al Secretario de la Defensa ni al de Marina, ni a la secretaria de Seguridad Pública federal, ni al titular de la Guardia Nacional.

No. Quien tiene que dar la cara en primer término es el presidente municipal. Insisto, no para echarse la culpa, no para decir que él mandó a los criminales a matar gente.

El presidente municipal Juan Antonio González tiene la obligación de plantarse ante los medios de comunicación o de difundir un mensaje esclarecedor. Vamos, siquiera para dar el pésame a los familiares de los tonaltecas asesinados tan bárbaramente.

No es posible deshacer lo sucedido. Con lamentaciones no van a recobrar la vida los muertos.

Lo que reclama la comunidad es el anuncio de un programa de acción para que vuelva la tranquilidad a Tonalá.

El presidente municipal es el jefe legal y la cabeza de las fuerzas de seguridad municipales, por mandato de ley, por eso y sólo por eso tiene que asumir su responsabilidad y condolerse con las víctimas y dar garantías a la población en general.

Qué hace falta para que el presidente municipal pida al Ejército, a la Guardia Nacional, a las autoridades estatales que se hagan cargo de la seguridad pública en Tonalá?

Policías de otros municipios han sido desarmadas y la seguridad pública ha quedado al mando de los niveles estatal y federal.

¿En dónde está el control de las salidas y las entradas al municipio?

¿Dónde está la Guardia Nacional para tomar el control de, cuando menos, las zonas más peligrosas del municipio?

Toda la zona aledaña al Centro Universitario de Tonalá, como Santa Paula, Jauja, La Ladrillera de la Curva, la Guadalupana, San Miguel de la Punta, Arroyo de Enmedio, la Severiana, Santa Isabel, están en manos de los criminales y el presidente municipal mantiene actitud indiferente como si 17 muertes violentas en dos semanas fueran cosa normal.

La fama de Tonalá en estos momentos es para llenarnos de vergüenza o de miedo.

Si la autoridad municipal no puede con el paquete, gobernador Enrique Alfaro, presidente López Obrador, hagan algo, porque parece que en Tonalá no hay gobierno y eso no es correcto ni admisible.

Como dato de referencia en los dos meses que van del 2021 el promedio diario de muertes violentas en el país asciende a 77; En 2020, el número diario promediado en el año fue de 79, uno más que los 78 cada 24 horas del año 2019.

Los números no mienten, la política de abrazos no balazos ha sido un fracaso.

MAC. Tonalá de Hoy. 01/03/2021.

articulos relacionados

conecta con nosotros

100,279FansMe gusta
6,339SeguidoresSeguir
24SuscriptoresSuscribirte
- Anuncio -spot_img

ultimos articulos